Serigrafía. Impresión textil artesanal


Nuestro taller de serigrafia

Serigrafía Textil

¿Qué es?

Nuestra técnica de personalización favorita, por su alta calidad y bajo precio. Sirve para estampar logos, textos y diseños sencillos.

Colores máximos

La serigrafía permite usar hasta 6 tintas planas en camisetas. Para estampar otro tipo de prendas, podemos utilizar hasta 4 tintas.

Plazo de entrega

Depende de la cantidad del pedido. En general, nuestros plazos de entrega son medio-cortos: entre 7-15 días naturales.

Prendas

La mayoría de prendas se pueden estampar con serigrafía textil sin problema, obteniendo unos resultados nítidos y de alta calidad. Visita nuestra página especial de serigrafía de camisetas para conocer detalles especiales.

¿Por qué escoger la estampación en serigrafía?

Su coste medio/bajo -siempre dependiendo del número de tintas- y la alta calidad de estampación convierten a esta técnica en la preferida de nuestros clientes y la que más utilizamos en nuestro taller. Se pueden lograr resultados realmente espectaculares sin necesidad de gastar un gran presupuesto.

Además, es un método increíblemente versátil. Lo usamos para hacer prendas personalizadas baratas para todo tipo de eventos, asociaciones o clubes, pero también para crear merchandising de calidad o ropa laboral resistente y duradera: la serigrafía aguanta perfectamente el uso continuado y las lavadoras sin desgastarse.

Nuestros técnicos en colores hacen las tintas de forma artesanal, ya que no existen pantones exactos para estampación textil. Actualmente trabajamos con una fidelidad del 98% de color en el resultado final, utilizando la gama Pantone U. Solo usamos tintas libres de phtalatos y respetuosas con el medio ambiente.

La serigrafía textil tradicional no puede reproducir imágenes con calidad fotográfica, pero sí es posible utilizar la serigrafía con tramas para reproducir algunos degradados.

La serigrafía con tramas consiste en crear pequeños puntos a diferentes tamaños, que combinados entre sí crean la ilusión óptica de un degradado. Es una alternativa económica para reproducir fotos en blanco y negro o logos con degradados sencillos.

Solo estampamos camisetas y prendas de nuestro catálogo; no aceptamos ropa proporcionada por el cliente.

Nuestro taller de serigrafia
Nuestro taller de serigrafia

Consejos básicos

En la estampación en serigrafía intervienen varios elementos: fotolitos, pantallas, creación de tintas y estampación por color. En general no es una técnica para personalizar camisetas de la noche a la mañana. Aun así, tenemos un servicio express para pedidos urgentes.

Esta técnica permite estampar en prácticamente cualquier zona de la prenda: espalda, mangas, hombros, laterales… Tenéis hasta 30x30cm de espacio para vuestros diseños. El presupuesto final se calcula en función de los colores del diseño, no del tamaño del estampado, así que ¡aprovechad el espacio!

La mejor relación calidad/precio la conseguiréis usando entre 1-2 tintas. Cuantos más colores tenga un diseño, más subirá el presupuesto de estampación. Una idea muy útil es utilizar el propio color de la camiseta en negativo, simulando una tinta más.

Debemos tener en cuenta que las líneas o detalles extremadamente finos o pequeños pueden dar complicaciones a la hora de reproducirlos en serigrafía. Mejor intentar evitarlos. Si el original es arriesgado, hablaremos con vosotros para evitar sorpresas desagradables. Y si es necesario, nuestro equipo gráfico lo retocará a un coste muy ajustado.

Si vuestra idea es personalizar prendas diferentes, os recomendamos adecuar el tamaño del diseño para que sea válido para todos los modelos. De esta manera no habrá que crear más pantallas y ahorraréis en gastos técnicos.

Ideal para

Todo tipo de camisetas, polos, bolsas o sudaderas. La serigrafía se puede aplicar en prácticamente cualquier prenda de algodón, poliéster, non woven o nylon.

Al ser tan versátil, económica y muy resistente, esta técnica de estampación es perfecta para hacer ropa promocional, merchandising musical, camisetas de diseñadores, equipaciones deportivas o vestuario laboral personalizado.

No queda bien en

Softshells, gorros de lana o en algunos chalecos de rejilla. En tejidos elásticos la serigrafía no es la técnica más adecuada, ya que el estampado se deforma al estirarse el tejido por el uso.

En el caso de los softshells, al ser un tejido de alto rendimiento compuesto por diferentes capas las tintas pueden sublimar; mejor usar el bordado.

¿Qué es la serigrafía?

La serigrafía es una técnica de personalización textil que reproduce imágenes sobre todo tipo de telas, sin que el estampado pierda calidad a pesar de las repeticiones. Su nombre proviene de la palabra latina sericum (seda) y la palabra griega grafé (escritura).

Se sabe de su utilización desde hace siglos: los egipcios ya utilizaban la serigrafía para decorar murales de templos y pirámides. Aunque no tiene un inventor conocido como sí lo tiene la imprenta, se cree que su origen se remonta a la Antigua China.

No fue hasta principios del siglo XX cuando esta milenaria técnica de estampación se empezó a utilizar en Estados Unidos en el mundo publicitario, y posteriormente fue ganando popularidad gracias a algunos pioneros artistas, que la utilizaron como un nuevo y revolucionario método de crear arte.

En la actualidad, la serigrafía es utilizada para imprimir sobre casi cualquier superficie y material, logrando unos resultados duraderos y de gran calidad.

¿Para qué sirve la serigrafía?

La serigrafía sirve para personalizar textil u otros materiales. Las posibilidades de la serigrafía son muchas y muy variadas. Como se puede adaptar a diferentes tejidos textiles es posible utilizar la serigrafía para la estampación de toda clase de ropa, desde camisetas a mochilas.

La serigrafía sirve para reproducir todo tipo de diseños, como ilustraciones, dibujos, logotipos, nombres, corporativos, frases y arte.

La impresión se lleva a cabo mediante tintas que solo reproducen colores sólidos y planos, por lo que fotografías y diseños con degradados no serían viables para la estampación serigráfica.

Su principal ventaja es que es una técnica muy barata y muy rápida que mantiene su calidad intacta por muchas repeticiones de estampado que hagamos. Es decir, se puede utilizar para hacer camisetas en grandes cantidades a bajo coste.

¿Cómo se lleva a cabo la serigrafía?

El proceso de serigrafía aún tiene mucho de artesanal y requiere de una preparación previa para lograr los mejores resultados:

  • Si el diseño a estampar consta de varios colores separamos cada color utilizando un programa profesional de edición, como el Photoshop.
  • Imprimimos los fotolitos con tinta negra opaca sobre un acetato transparente para cada color del diseño. Es decir, si el diseño tiene un solo color tan solo necesitaremos imprimir un fotolito.
  • Colocamos el fotolito sobre una pantalla de serigrafía, compuesta de marco y malla, para proceder a la insolación. Con la insolación de la pantalla conseguimos que el diseño quede reproducido en la malla, a través de la cual pasará la tinta.
  • Una vez insolada la pantalla la ponemos sobre la prenda para estampar sobre una máquina tipo carrusel, conocida dentro del sector como pulpo de serigrafía.
  • Con ayuda de una racleta transferimos la tinta al tejido haciendo varias pasadas; la tinta se filtra a través de la malla de la pantalla hasta llegar a la tela.
  • Una vez estampada la prenda fijamos la tinta utilizando un túnel de secado.

En un taller profesional de estampación textil como es el nuestro todo el proceso está modernizado y casi del todo automatizado, pero hay partes que todavía deben hacerse de forma manual y muy cuidadosa.

¿Qué es la serigrafía digital?

La serigrafía digital es una técnica de personalización textil muy actual. No es propiamente serigrafía, ya que no implica el uso de fotolitos o pantallas, sino impresión digital o DTG.

La principal diferencia con la serigrafía tradicional es que esta técnica se hace de forma digital utilizando una máquina tipo impresora industrial. El diseño se imprime directamente desde el formato digital a la tela de las camisetas.

Resumiendo, se utiliza una impresora textil. Funciona de forma similar a una impresora de papel de toda la vida, pero a gran escala y sobre prendas como camisetas, bolsas o sudaderas.

Esto implica que con la impresión directa de camisetas se pueden reproducir cualquier tipo de imagen o fotografía, por complicada o detallada que esta sea.

¿En qué se diferencia la serigrafía tradicional de la serigrafía digital?

La serigrafía tradicional implica un previo proceso de impresión que la serigrafía digital no necesita. En la serigrafía necesitamos crear fotolitos y pantallas para poder estampar, pero en la serigrafía digital solo necesitamos un archivo digitalizado y una impresora textil.

Por esta razón, y aunque se haya popularizado con este nombre, no es del todo correcto utilizar el término serigrafía digital, sino impresión digital directa o DTG

Los resultados finales en ambas técnicas de impresión pueden ser similares, pero el proceso es muy distinto y cada una está indicada para estampar diferentes tipos de diseños.

Algunos ejemplos

Camiseta personalizada Canteca de Macao
Camiseta serigrafiada a 3 tintas
Camiseta personalizada Granini
Camiseta personalizada de diseño
Camiseta serigrafiada a 1 tinta
Bolsa personalizada con serigrafía
Camisetas personalizadas el Príncipe
Camisetas personalizadas serigrafía
Camiseta serigrafiada a 1 tinta
Bolsa personalizada con serigrafía
Camisetas personalizadas el Príncipe
Camisetas personalizadas serigrafía

Presupuesto de serigrafía
Solicitar información

Recuerda que nuestro pedido mínimo es de tan solo 10 unidades

(No es obligatorio, pero nos ayuda a ponernos en contacto)

(Por favor, revisa que sea correcto)

Nos tomamos muy en serio la protección de tus datos.