Cómo preparar un original para serigrafía paso a paso

: Presupuesto Rápido >>

900 81 40 30 (llamada gratuita)

info@camisetas.com | 900 81 40 30 (llamada gratuita)

Cómo preparar un original para serigrafía paso a paso

Para obtener los mejores resultados en serigrafía textil es imprescindible mandar el original de vuestro diseño en el formato y la resolución correcta. No hay que olvidar que el original es la esencia y la base de vuestras camisetas personalizadas. Un diseño de baja resolución o demasiado pequeño se traducirá en una estampación de mala calidad.

Por eso os hemos enumerado los pasos a seguir para preparar un original para serigrafía.

Planifica

Hay que tener en cuenta los requisitos de la impresión en serigrafía antes de poneros a diseñar. Es un sistema de tintas planas y que tiene un límite de entre 6 y 8 colores. Lo ideal es hacer un diseño con colores planos y sin degradados ni trazos demasiado finos.

Diseña

Es importantísimo que diseñéis a tamaño de impresión (300ppp) o en formato vectorial. Si empezáis a diseñar sobre un lienzo demasiado pequeño al intentar agrandarlo perderéis definición. En formato vectorial no tendréis problemas. Recordad trabajar siempre en CMYK o en RGB.

Traza

No olvidéis trazar los textos de vuestros diseños. Sino cabe la posibilidad que al abrirlo nosotros, se cambie la tipografía automáticamente. Así os aseguráis que no habrá malentendidos con las tipos y que no perderán calidad.

Guarda

Tenéis varias opciones a la hora de guardar el archivo: en formato vectorial (AI, PDF o EPS), o a tamaño real de impresión (JPEG, PNG, PDF, TIFF o PSD). Si escogéis a tamaño real de impresión aseguraros que trabajáis a 300ppp.

Después de seguir estos pasos deberás mandar el diseño por email. El peso del archivo debe ser hasta 4 Megas para que no genere problemas. Para archivos de peso superior aconsejamos sistemas como Dropbox, WeTransfer o Google Drive.

Una vez recibido el archivo, los diseñadores de camisetas.com lo revisarán para comprobar que tenga la calidad suficiente y decidirán si hay que hacer algún tipo de ajuste o retoque. También se encargarán de separarlo por colores para realizar los fotolitos necesarios (recordad que en serigrafía son necesarios un fotolito y una pantalla por color).

Para mayor seguridad siempre realizamos una imagen virtual con la posición y colores de vuestro estampado sobre la prenda escogida. Una vez aprobado por el cliente, ya podemos realizar los fotolitos y mandar el pedido a nuestro taller de estampación!

¡Esperamos que este tutorial para preparar vuestros archivos para hacer camisetas personalizadas en serigrafía os haya sido de utilidad!